SE TRASPASA

SE TRASPASA

La peatonalización debe ir acompañada de proyectos a corto plazo de remodelación y embellecimient

El Ajuntament de Palma ha dejado sin voz al pequeño comercio o, lo que es lo mismo, de momento, no quiere escucharnos.

Saben que algunos de los  cambios en materia de movilidad que están llevado a cabo en Palma están haciendo mucho daño a los comerciantes. Saben, también, que el pequeño comercio es un sector vital para mantener la idiosincrasia de nuestra ciudad. Sin embargo, nos duele decir que nadie, ningún miembro del actual equipo de gobierno nos ha llamado ni convocado para escuchar cuales son nuestras reivindicaciones; cómo se podría tratar de pactar (con ellos, a quienes les gusta tanto hablar de pactos) la mejor manera de  encaminar Palma hacia un modelo de ciudad sostenible.

Porque, antes de nada, queremos dejar claro que el pequeño comercio quiere una ciudad sostenible y que no estamos en contra de reducir el tráfico en determinadas zonas de la ciudad. De hecho, estamos a favor de peatonalización determinadas calles pero la peatonalización debe ir acompañada de proyectos a corto plazo de remodelación y embellecimiento, para hacer dichas zonas cómodas y atractivas para el paseo de peatones.

El Ajuntament de Palma ha cerrado al tráfico plaza del Mercat pero no tienen ni, según parece, se espera un proyecto a corto plazo para mejorar y embellecer la zona. En consecuencia la han convertido en un solar por donde no pasea nadie. Un solar donde no hay vida.

El actual equipo de gobierno municipal a quien le gusta mucho hablar de sostenibilidad, sabrá que ésta se basa en 3 grandes pilares: la economía, el medio ambiente y la justicia social. Desde hace ya bastante tiempo y, en momentos económicos donde la palabra retroceso va cobrando cada vez mas fuerza, están intentando hacer una ciudad sostenible sin tener en cuenta uno de los pilares fundamentales que conforma la sociedad: el pequeño comercio.

Les hemos oído discutir con diferentes actores sociales, incluso en ferias internacionales, sobre el modelo de ciudad que quieren y… ¿Saben? Nosotros también estamos dispuestos y disponibles para sentarnos en una mesa y valorar el nuevo modelo de ciudad; un modelo de ciudad que aporte futuro para quienes apuestan por ella. Los proyectos hechos a corto plazo, con medidas populistas y poco meditadas no generan futuro.

A nosotros también nos gusta hablar de planificación, proyectos, sentido común, visión de futuro, organización, preparación, consenso y ejecución. De hecho, nuestra reivindicación, nuestra protesta, nuestra indignación, va en torno a estas palabras que están tan de moda.

Una ciudad sostenible es la que cierra el trafico y  peatonaliza con un proyecto claro, meditado, dotado económicamente, con unos plazos claros de ejecución, y  consensuado con los vecinos y comerciantes, con visión de futuro.

Una ciudad insostenible es aquella que se cierra, porque sí. Para lanzar un titular; que es lo que ha hecho el Ajuntament de Palma con la zona de la calle Unió y plaza del Mercat. Las han cerrado y restringido al tráfico para colgarse una medalla en pro de la movilidad sostenible pero sin un plan de mejora ni nada… Se llenan la boca diciendo que las zonas de Palma que han sido peatonalizadas han acabado siendo un éxito comercial; que los comerciantes estamos, tradicionalmente, siempre en contra de peatonalizar al principio y luego, encantados. Si se refieren a los casos de carrers del Oms y Sant Miquel; ambas tienen garantizado el tránsito de gente por su conexión con plaza de España, un punto de conexión de autobuses y trenes. En cuanto a Blanquerna y calle Fábrica, ambas calles son accesibles en coche por las calles adyacentes o perpendiculares. Ninguna de estas circunstancias se da en la zona de calle Unió.  Además, la peatonalización de Blanquerna ha supuesto un cambio radical en el paisaje urbano de la calle: han desaparecido los pequeños comercios.

¿El Coll den Rabassa pertenece a Palma? ¿Va el Ajuntament de Palma o el PMUS a peatonalizar los alrededores de los grandes centros comerciales donde también se concentran una gran densidad de coches y circulación? ¿Qué pasa con las emisiones de los vehículos que forman, día sí día también, largas colas para acceder a dichos centros comerciales? ¿Contaminan menos que un coche entrando a plaza Major? Ninguno de los párkings disuasorios ubicados fuera del centro de Palma funciona ya que la red de transporte público que los conecta con el centro es deficiente.

¿Nuestros políticos quieren poner Palma al nivel de las grandes ciudades europeas en materia de movilidad? Nos parece muy bien. Que no olviden que todas ellas tienen una red de transporte público excelente; ello significa un transporte público ágil, rápido, puntual, seguro, económico y cómodo. Para cerrar el centro de la ciudad al tráfico es imprescindible una red de transporte público de estas características. Si cierran al tráfico el centro de la ciudad sin una red de transporte público, se corre el riesgo de convertirlo en un cementerio.

No queremos que con el cierre de plaza del Mercat pase lo mismo que con la calle Velázquez, que ha estado más de 5 años en standby sin reformar. O con la calle Costa i Llobera, cerrada al tráfico hace dos años y en la que no se ha llevado a cabo ninguna acción de embellecimiento que la haga atractiva para el paseo de peatones. ¿Creen que los pequeños comerciantes podemos aguantar años y años de pocas ventas a la espera de la ejecución de buenos proyectos de peatonalización?

Pimeco no se opone a la creación de plazas arboladas, con mobiliario urbano, zonas ajardinadas o juegos para niños. A lo que nos oponemos en Pimeco es a que se cierren al tráfico zonas de la ciudad sin proyectos de mejora a corto plazo, ni sentido común ni consenso. Nos oponemos a que se complique el acceso rodado a mercados como el del Olivar i Pere Garau.  

Desde la patronal del pequeño y mediano comercio de Mallorca, Pimeco, tendemos la mano al equipo de gobierno municipal y les pedimos que nos escuchen para tratar de llegar a un consenso; para que nuestra ciudad sea sostenible para todos.

Toni Fuster, Presidente de Pimeco.

 

 

Compartir

Premsa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

<< >>