EL GOBIERNO CENTRAL TIENE PREVISTAS AYUDAS ECONÓMICAS AL SECTOR DEL COMERCIO POR LA CRISIS DEL COVID-19

EL GOBIERNO CENTRAL TIENE PREVISTAS AYUDAS ECONÓMICAS AL SECTOR DEL COMERCIO POR LA CRISIS DEL COVID-19

De momento, no se ha dictado ninguna norma que obligue a cerrar los comercios de las Islas

El presidente de Pimeco, Toni Fuster, y varios miembros de la junta directiva de la patronal del pequeño y mediano comercio se han reunido, esta tarde, con el vicepresidente y conseller de Sectores Productivos, Juan Pedro Yllanes, para tratar el impacto de la crisis del COVID-19 en el sector del comercio.  Los representantes de Pimeco han pedido a Yllanes si había alguna directriz o recomendación, por parte del Gobierno autonómico, de cerrar los pequeños comercios debido al estado de alarma.

 El vicepresidente ha contestado que mañana el Consejo de Ministros dotará de contenido del estado de alarma y marcará directrices a todos los sectores que permitirán evaluar si, en las Islas, se recomienda o no el cierre de los comercios. 

Desde la vicepresidencia del Gobierno Balear se ha querido lanzar un mensaje de tranquilidad explicando que, aunque la situación es grave y excepcional, Baleares es, de momento, una comunidad poco afectada por el coronavirus en comparación con otras zonas de el estado. No obstante, ha insistido en que la recomendación en este momento para evitar el contagio, es salir lo menos posible de casa. El vicepresidente ha dicho en que el abastecimiento de alimentos está garantizado en todas las Islas. 

 Según ha explicado el vicepresidente, desde el Gobierno central se tiene previsto anunciar mañana, una batería de propuestas y ayudas al sector del comercio. Según  Yllanes, una vez las hayan anunciado, el Gobierno autonómico intentará complementar este paquete de ayudas económicas a los autónomos y pequeños empresarios que trabajan en el sector del comercio.

El Gobierno Balear entiende que la situación para el pequeño comercio es muy grave y, dicen, nos encontramos ante una situación excepcional que requiere medidas excepcionales. Tiene confianza que, si durante estos próximos 15 días la población hace un esfuerzo para evitar la propagación del virus, podríamos llegar a inicios de junio con perspectivas de salvar la temporada. 

 Pimeco también ha pedido a Yllanes que, enseguida que pase la alerta, se replanteen – dejando a un lado las ideologías- políticas turísticas que estaban haciendo mucho daño a las ventas de los pequeños comerciantes, como los cambios en materia de movilidad que se han llevado a cabo en Palma o la nueva normativa en las terrazas. El vicepresidente ha contestado que desde el Gobierno trabajarán en que la imagen de Baleares que se proyecte al exterior sea una imagen que sirva para recuperar la confianza en las Baleares como destino turístico de primer nivel. 

 Pimeco y la vicepresidencia del Gobierno Balear han establecido un sistema para estar en contacto permanente y directo, y que les permita ir analizando las novedades, medidas e informaciones que puedan afectar al sector del comercio. Os tendremos informados.

Compartir

Premsa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

<< >>