CERCA DE UN CENTENAR DE PEQUEÑOS COMERCIOS DEL CENTRO DE PALMA NO HAN REABIERTO LAS PUERTAS TRAS LA CRISIS DE LA COVID19

CERCA DE UN CENTENAR DE PEQUEÑOS COMERCIOS DEL CENTRO DE PALMA NO HAN REABIERTO LAS PUERTAS TRAS LA CRISIS DE LA COVID19

Pimeco lamenta que cuatro meses después del confinamiento, el Ayuntamiento no haya puesto en marcha ninguna de las iniciativas que prometió para reactivar el pequeño comercio  

Cerca de un centenar de comercios del centro de Palma no han reabierto sus puertas tras el levantamiento del estado de alarma. En un estudio, sobre el terreno, llevado a cabo por la Patronal del Pequeño y Mediano Comercio, Pimeco, en varias calles del centro histórico de la ciudad se constata que, en estos momentos, 83 comercios que estaban abiertos antes de la crisis provocada por la COVID19 no han reabierto sus puertas y se encuentran, a día de hoy, cerrados.

Desde Pimeco, se ha contabilizado el número de establecimientos comerciales que están actualmente cerrados en las calles: Platería, Bolsería, Costa de Santo Domingo, Tous y Maroto, Jaume III, Barón de Santa María del Sepulcro, Brondo, Bonaire, Olmos, Colón, Sindicato, Paso den Quinto, San Nicolás, Costa den Brossa, Guixers, Unión, Rubén Darío, Cerdeña y Capuchinos. También se ha incluido en este recuento los comercios cerrados de paseo Mallorca y las plazas de Cort, del Mercado y el centro comercial de Los Geranios.

“En la mayoría de casos, se trata de comercios que no han podido resistir ni volver a abrir después de meses en estado de alarma, sin poder levantar la persiana ni hacer caja”, explica el presidente de Pimeco, Toni Fuster, que pide a las instituciones “iniciativas que ayuden a los pequeños comerciantes a seguir adelante si queremos evitar que las calles del centro de Palma parezcan un cementerio”. En este sentido, recuerda que, poco después de iniciarse el confinamiento, el Ayuntamiento de Palma se comprometió en invertir un millón de euros para fomentar la recuperación del pequeño comercio. “Estamos en el mes de julio y no se ha materializado ninguna iniciativa, ni la campaña de bono para fomentar las compras en el pequeño comercio ni nada”, dice Fuster que añade que “si se tarda mucho más no llegarán a tiempo a salvar a nadie. Es importantísimo hacer campañas no sólo de ayuda directa al comerciantes sino para concienciar a la población de la importancia de comprar a los pequeños comercios si se quiere mantener la idiosincrasia de nuestra tierra “. Fuster también pide medidas para “facilitar el acceso al casco histórico peatonal y no complicar, ahora, con obras, ni reformas la movilidad y el acceso a calles y establecimientos”.

Por otra parte, Pimeco lamenta las campañas para “criminalizar el turismo” llevadas a cabo por parte de varias asociaciones cívicas en estos últimos años. “Les guste o no, la economía local y los ingresos de miles de familias de Mallorca dependen directamente de la llegada de turistas. Es importante tenerlo claro “, dicen desde la patronal.

 

Compartir

Premsa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

<< >>