PECMA: Un futuro para el pequeño comercio

PECMA: Un futuro para el pequeño comercio

Todos coincidimos en que la saturación de Mallorca es un hecho y más todavía cuando hablamos de grandes superficies comerciales. En nuestra isla ya no hay espacio material para más metros cuadrados de este tipo. Como mínimo no tendría que haber posibilidades legales si queremos realmente preservar el pequeño comercio y conseguir que tenga un futuro en nuestras calles, barriadas y pueblos.

Digo esto con el convencimiento de que los políticos del Consell de Mallorca tienen que ser un poco más ambiciosos y valientes si realmente apuestan por este modelo de comercio local, por el kilómetro cero y por los valores que representan.

Ahora tienen una oportunidad extraordinaria de demostrar que realmente quieren proteger el territorio, nuestros recursos y también a los pequeños comerciantes que generan tanto valor para nuestra sociedad. Esto lo tienen que hacer mediante el Plan de Equipamientos Comerciales, una herramienta imprescindible a estas alturas.

Construir un metro más de grandes o medias superficies en Palma tiene que ser inviable como también se tienen que fijar restricciones mucho más importantes a las capitales de comarca de Inca y Manacor. No me entra a la cabeza que se permitan edificar equipamientos comerciales de 30.000 o de 20.000 metros. Seguramente estos espacios se ubicarían a las afueras de estos pueblos y tendrian repercusiones nefastas para el pequeño comercio tradicional de los centros urbanos.

Que conste que vemos muy bien poner cada vez más exigencias urbanísticas, técnicas y medioambientales a los grandes operadores pero esto no basta. Estas grandes empresas tienen los recursos para cumplir con tantas exigencias.

Nos encontramos ante una ocasión única para decir que quiere ser Mallorca desde una óptica comercial. La pregunta a responder es si queremos dirigirnos hacia un modelo americanitzado de grandes centros comerciales o continuar con el modelo mediterráneo de comercio cercano.

No nos podemos quedar a medio camino en esta lucha. Se tiene que ser valiente. Se tiene que mostrar el compromiso real que cada cual tiene con nuestra tierra.
Con cuyo objeto desde Pimeco hemos presentado alegaciones para mejorar el Plan de Equipamientos comerciales. Son medidas hechas con un objetivo constructivo, muy fundamentadas y con la razón de los que sabemos que se tendrían que aceptar si queremos un pequeño comercio protagonista y con salud. Ahora llega la hora de los políticos.

Share

Premsa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

<< >>