Fidelización

Fidelización

 

Tener clientes repetidores, fieles, incondicionales de tu marca, que la defiendan, que la promocionen y que siempre confíen en ella. Esta ha sido, es y será la gran aspiración de cualquier empresa, grande o pequeña que quiera prosperar y tener un futuro.

Esta ha sido, es y será también el principal objetivo de nuestro comercio de toda la vida, el que encontramos tanto en nuestros barrios de Palma, como en nuestros pueblos y que ejerce una función no solo económica sino también social. El comercio mediterráneo tal y como lo entendemos funciona como un espacio de encuentro y de relación social. Es algo más que un lugar donde comprar.

Siempre hablamos del plus añadido que tiene visitar el pequeño comercio y en este plus se encuentra el conocimiento del cliente y la atención personal. El comerciante de barrio o de pueblo lo hace por que le sale de dentro pero también por que es su fórmula para competir con los más grandes.

Este es el espíritu que preside la nueva campaña que hemos impulsado desde Pimeco con el apoyo de muchas instituciones como ayuntamientos, el Consell o el Govern. Le hemos echado imaginación, un diseño fresco y sobre todo la hemos conectado con la tierra. Y es que el comercio tradicional de proximidad es el que más conectado está con la sociedad que lo envuelve.

Son nueve los municipios que se han sumado a la iniciativa con más de 500 comercios. Podrían haber sido más pero no siempre se encuentra en determinados lugares el apoyo necesario que algunos políticos pregonan para ayudar al pequeño comercio y que después se diluye por que faltan los hechos.

Quiero aplaudir en cambio a las instituciones que han creído en la necesidad de llevar a cabo una iniciativa promocional en verano, y destinada precisamente a la fidelización del cliente. Más aún, esta campaña va directamente al corazón de los que visitan nuestro comercio de proximidad por que estas personas son defensoras convencidas del servicio y del producto de nuestros establecimientos.

Quiero, espero y deseo que este nombre ‘frescoreta mediterrània’ os suene cada vez más y que el próximo año lo repitamos con muchísimos más comercios y municipios implicados.

recordad, ‘Comprant al petit feim pinya‘.

Share

Premsa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

<< >>